stefania fernandez1 Comment

VENECIA

stefania fernandez1 Comment
VENECIA

Esta es una ciudad que tenía  muchas ganas de conocer. Me ilusionaba mucho la idea de estar en una ciudad construida en agua, donde todas sus vías son marítimas.

 

Como les comenté en un post que les hice durante el viaje, no sé si fue la temporada, pero no sentimos mal olor ni de basura ni aguas estancadas, como nos habían comentado.

 

También caminamos muchísimo, solo en una oportunidad dimos el paseo en góndola.

 

Acá les dejo los datos de cada uno de los sitios que visitamos.

 

Piazza de San Marco. Allí hicimos la fila para entrar a la Basilica di San Marco. Al igual que en Florencia,se debe ir vestido apropiado para entrar ala catedral.

 

Adentro encontrarán con un mini museo, donde guardan una infinidad de objetos con un gran significado para la iglesia, pero deben pagar para ingresar. Si eres un apasionado de la historia, te lo recomiendo; de lo contrario, sé que a muchos les puede parecer una pérdida de dinero.

 

Para ingresar a altar principal también tienen que hacer un pago. Allí se puede ver de cerca la vida de Jesús, enmarcada en oro y rubíes.

 

En esa misma plaza está el Palazzo Ducale. Es indispensable visitarlo con una audio guía, para que te puedas sumergir en la historia y vivir con intensidad el recorrido. Solo así entenderás para qué se utilizaban las salas, podrás notar los pasadizos secretos que hay en la paredes, entenderás el porqué de las pinturas y su significado para la época, y cómo se realizan y quiénes eran los artistas.

 

Es gigante el lugar. También logras recorrer las celdas y el audio guía te va relatando cómo eran las penas y castigos de la época. Un recorrido un poco largo si deseas detenerte con paciencia en todas las salas.

 

Visitamos el Ponte di Rialto, es realmente imponente. Allí tomamos un paseo en la góndola de 30 minutos.

 

En Santa Maria de la Salute podrás ver a la Madona con el Bambino.

 

Dos museos que también logramos vistar:

 

Gallerie dell Accademia, donde verán muchas pinturas y la vida de Jesús en todo el recorrido.

 

La Collezione Peggy Guggenheim es realmente impresionante todo lo que allí verán de arte moderno.

 

Venecia es un ciudad muy pintoresca. Me gustó su energía, la magia que guarda cada una de sus calles,y la cantidad de arte que puedes disfrutar.

 

Un día, disfrutando del atardecer desde uno de sus tantos puentes, pudimos contemplar a un artista pintando un cuadro. Fue realmente inspirador; de esos instantes que se quedan en la memoria.