MASÁI MARA

MASÁI MARA

Hola a todos,

Muchos están muy animados con las últimas fotos que puse de Africa y desean que les cuente un poco más de la experiencia.

Como algunos ya saben, fui a una misión con Cadena y ya les he contado de esto, pero luego de la misión, un grupo de nosotros decidió quedarse y conectar con la naturaleza y el reino animal.

Desde el lugar de nuestra misión nos tomó 18 horas llegar al campamento, pero valió la pena.

Fue una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. La verdad es que necesitaba conectarme con lo real y lo puro.

Hoy les quiero hablar sobre la tribu de los MASAIS

No es la primera vez que los visito, pero acá les dejo algunos datos que aprendimos.

  • Viven en chozas hechas con estiércol, paja y barro y sus hogares están cercados de ramas llena de espinas para espantar a los leones y otros animales y también mantener al ganado junto.
  • El paso de los niños para convertirse en hombres era cazar a un león como prueba de hombría, pero, hoy en día, por el riesgo de extinción de los leones, dicha tradición ya se ha convertido en una celebración simulada. La protección de los animales ha ido cobrando bastante fuerza últimamente.
  • Las danzas y los bailes son muy comunes y lo hacen dando saltos. 
  • Para nuestra civilización puede ser difícil de entender -de hecho para mi fue muy duro de asimilar- la realidad de otras culturas, pero los hombres se consideran dueños de las mujeres y pueden tener más de una. 
  • Las mujeres no la tienen nada fácil; ellas no deciden con quien casarse. Nos contaron que antes de cumplir 15 años ya acuerdan su matrimonio, entre otras cosas.
  • Es una tribu que mantiene muchas de sus tradiciones, pero también ya se puede notar cierta influencia de la tecnología, como por ejemplo el uso del celular. La principal causa fue el auge turístico que empezó a tener la zona.
  • Tienen un profundo respeto por su rebaño, ya que cubre muchas de sus necesidades básicas, como por ejemplo la leche, la carne y la sangre, que son indispensables para comer, y el cuero y pieles, para poder vestirse.

Viajar es abrir nuestro corazón a conocer nuevas culturas y realidades, y entenderlas, aunque  muchas de ellas no comulguen con nuestras ideas y valores personales.

Por eso, luego de este viaje, he aprendido a darle valor tantas cosas de mi vida. 

Fue una experiencia que me abrió la mente. Definitivamente, aún me falta mucho por conocer de este mundo y ya que inicié este viaje debo confesar que no creo que pueda parar. Un viaje de conocimiento.

IMG_8690.JPG
IMG_8699.JPG
IMG_8709.JPG