ROMA

ROMA

Hola chic@s

Espero que estén de maravilla por acá.

Bueno, mi encuesta por Instagram ganó, así que acá les dejo mi experiencia en ROMA.

En un principio, ya cuando llegamos a este destino estabamos completamente agotados por todos los demás lugares que visitamos. Así que las levantadas ya no eran a las 6am, sino a las 8am.

Nos dio tiempo de visitar los sitios más emblematicos.

El primer día fuimos con una agencia de turismo al Vaticano, aún cuando Bernardo y yo no nos gusta hacer este tipo de tour guiado, nos habían recomendado que para entrar más rápido era la mejor opción.

Cuando ingresas vas entendiendo más la historia del lugar con tu guía, pero la verdad es que hay mucha gente; entonces, a veces se hace dificíl pararse a contemplar. Nos dijeron que todo el año es así y me pareció que fue un poco rápido el recorrido con la guía. Sí, vimos lo principal, pero para apreciar completamente el Vaticano hay que tomarse unos cuantos días.

Nuestro recorrido comenzó por los jardines; luego, los museos; la Capilla Sixtina; hasta conectar con la BasÍlica de San Pedro; tumbas de los papas; y luego, al final, subimos a la cúpula.

  • Es importante que sepan que en la Capilla Sixtina no se puden tomar ni fotos ni videos y en el medio hay una gran multitud contemplando las pinturas.

  • Otro dato al ascender la cúpula es que tienen que estar preparados para subir más de 300 escalones. Existe la opción de subir la mitad del camino en ascensor y la otra mitad caminando. La vista de este lugar es realmente majestuosa, así que ale la pena cada peldaño.

Al terminar, salimos a la plaza San Petro; muy imponente, realizada por Gian Lorenzo Bernini bajo la orden del papa Alessandro VII. En medio de la plaza se erigió un monumental obelisco (de 25 metros de alto y 327 toneladas), un bloque pétreo sin inscripciones traído desde Egipto que estaba en el centro de un circo romano. En 1586 el Papa Sixto V decidió colocarlo frente a la Basílica de San Pedro en memoria del martirio de San Pedro en el Circo de Nerón. Se le conoce como el “testigo mudo”, pues junto a este se crucificó a Pedro.

Luego de terminar este recorrido, comimos una divina pasta por unos de esos restaurantes cercanos  y decidimos ir al castillo de Sant´Angelo.

Este fue construido como el mausoleo del emperador Adriano, hacia el año 139 d.C, pero con el tiempo se convirtió en fortaleza militar, refugios y residencias papales. Cuentan que este castillo tiene un pasillo que conecta con el Vaticano (el passetto di borgo). Este pasadizo tiene 800 metros de longitud. En 1494, fue utilizado por Alejandro VI para huir de Carlos VIII de Francia, que había invadido la ciudad; y en 1527, el Papa Clemente VII  lo cruzó, perseguido por las tropas de Carlos I, durante el saqueo de  Roma y permaneció refugiado en el Castillo de Sant’Angelo durante 7 meses.

En la parte de arriba del castillo hay un restaurante, allí nos tomamos un vino para disfrutar de la vista y descansar un poco en nuestro primer día de actividades.

En nuestro día 2:

Este día fue duro; mucho sol y calor -30 grados centrigrados-. En esta ocasión sí hicimos la fila para entrar al Coliseo. Tardamos 1 hora y 20 minutos. Al entrar compramos el audio guía.

El Coliseo, ubicado justo en el centro de la ciudad, fue un anfiteatro en la época del Imperio Romano. Su construcción se inició   por Vespasiano y fue terminado por su hijo Tito, en el año 80 d.C.,  El Coliseo, en Roma, tenía capacidad para 50.000 espectadores.

En la construcción  del Coliseo se usaron 100.000 metros cúbicos de  mármol travertino. La piedra procedía de Tibur (la actual Tívoli) y para  su transporte se creó una nueva calzada.

En el Coliseo se dio lugar a las fiestas más grandiosas de la historia de Roma. Años después, el poeta Marcial recordaba que gentes de todos los confines del Imperio, desde tracios y sármatas hasta árabes y egipcios habían acudido a la capital del Imperio, para contemplar  las fieras más exóticas y a los más famosos gladiadores, envueltos en exhuberantes cacerías y emocionantes combates.

Luego de conocer y recorrer la historia del Coliseo, fuimos a caminar todo el Foro Romano y terminamos en la Piazza Venezia.

Agotados, sin que los pies nos dieran para más, agarramos el metro hasta el hotel. Salimos a cenar y luego a descansar para el siguiente día.

Día tres:

Fuimos a caminar por el Parque Villa Borghese, Piazza del Popolo, el museo Leonardo Da Vinci, Piazza di Spagna y a la Fontana di Trevi.

Un helado por los alrededores y nos regresamos por Madrid.

Recomendaciones:

Ropa fresca, zapatos cómodos para caminar mucho.

Es fácil usar el tren.

Tienen que estar precavidos con las horas de los museos y con la vestimenta permitida para ingresar

Por ejemplo: para entrar a la Básilica de San Pedro, las mujeres no pueden usar faldas cortas o shorts.

Espero que les funcione este blog.

Besos

 

IMG_4967.jpg

Write here…

Write here…


IMG_5601.jpg

Write here…



Snapseed_1.jpg
Snapseed.jpg