LAS PALABRAS AMABLES

LAS PALABRAS AMABLES

¿Cuánto hemos escuchado sobre el poder que tienen nuestras palabras?.

¿Cuántas veces unas palabras dichas irresponsableme o con deliberada crueldad te apuñalan el corazón?

Las palabras hirientes pueden perforar nuestra autoestima aún y cuando pensemos que no es así.

Son muchas las personas que reciben críticas y comentarios desalentadores en el camino para cumplir sus sueños y más hoy en día, cuando la crueldad se esconde detrás de una red social especialista para herir.

He leído a más de una persona que se ven afectadas por estos comentarios... Por más que intentes ignorarlos y hacerte el fuerte, duelen.

A veces  estas personas no miden lo que comentan o lo que nos dicen directamente.

A mi por ejemplo me pasó que cuando inicié los concursos de belleza no gané los primeros y muchos me decían: deja de intentar que ya esto no es para ti.  Sin duda estos comentarios me dolían, eran una punzada en mi corazón y aún hoy en día veo por redes comentarios como: "ella es fea", "no debió ser la mujer más bella en el 2009", "no me gusta como se viste", "no la soporto" entre otros muchos.

Por más que yo tenga una personalidad bien formada y sé exactamente quien soy, estos comentarios duelen.

Nadie, absolutamente nadie, sabe los sacrificios por los que pasa una persona para realizar su trabajo y compartirlo con amor; por lo que resulta muy  desagradable tener que recibir comentarios fuertes e hirientes.

Sabemos que estamos expuestos a ellos y desde mi punto de vista es sensato recibir críticas, pero con aportes constructivos para mejorar y no comentarios cargados de odio para denigrar o herir.

A mi me pasa y sé que a muchos de ustedes también les sucede lo mismo, porque me escriben a mi directo en Instagram a preguntarme cómo manejar la situación. Sé que se desmotivan al ver comentarios así y pierden la esperanza,.

A ustedes les digo... No permitan que ellos decidan por sus sueños. A esos que se esconden en un a red social para juzgar, pregúntenles : ¿Haz alcanzado algún nivel de perfección que te califique para juzgar o desmotivar a otro?

No te dejes vencer, por comentarios necios, sigue adelante con optimismo, esparce amor y trabaja duro por tus metas, pues sólo tú tienes el poder de conseguirlas con tu luz.

Y a esos que escudan en los mensajes llenos de odio, les pregunto: ¿Por qué no cambias esa actitud de crítica y de ser desafiante? Propónganse lograr que sus palabras sean amables y constructivas... Esas que cuando las dices con con buena energía, son capaces de alentar a otros.

Hagan que sus palabras sean un placer para todos aquellas que las reciben.

En este mundo se necesita más amabilidad y tacto.

Los invito a construir... Porque de destrucción tenemos suficiente.