¿CÓMO EXPERIMENTAR FELICIDAD CUANDO HAY DRAMA EN EL ENTORNO? By @randycoaching

¿CÓMO EXPERIMENTAR FELICIDAD CUANDO HAY DRAMA EN EL ENTORNO? By @randycoaching

Recientemente algunos de mis clientes y miembros de mi comunidad virtual me han conversado sobre lo difícil que es sentirse bien cuando hay caos y drama en el entorno, sintiéndose mal, culpables y confundidos por todas las malas situaciones que ocurren día tras día. Esto ocurre bien sea por tener familias conflictivas, un ser querido con problemas financieros o condición delicada de salud, un colega problemático, guerras sociales, conflictos políticos, etc; todos han estado sintiendo el deseo de querer hacer algo al respecto y la frustración de no poder hacer más. 

Se les hace difícil sentirse bien porque nuestra reacción inmediata es dejar de experimentar el bienestar y la felicidad personal, para adaptarnos al caos que hay en el entorno.

Este comportamiento de adaptarnos al malestar de los demás ––y que confundimos con el hecho de ser humanos y sentir compasión–– es un círculo vicioso. Es lo que hace que el amor se bloquee, que el drama se incremente, que el caos se expanda, que los miedos se multipliquen y que nos frustremos.

Como coach y persona comprometida con mi bienestar y el bienestar del mundo sé que aunque hay cosas que se nos escapan de las manos, el cambio solo está en nosotros. Me encantaría muchísimo que todos los problemas del mundo acabaran y reinara la paz, pero eso no está ni estará pronto de suceder.

No podemos sanar los conflictos del mundo si no sanamos primeros los conflictos dentro de nosotros mismos.

Ver los problemas de la vida como eternos compañeros de este viaje me ha enseñado a hacer las paces con ellos y a decir en ocasiones "ya basta", "yo soy más que esto", "yo nací para algo más". Me han enseñado a saber lo que es esencial, a proteger lo que valgo y a enfrentarme por lo que merezco.

Esto no me hace ser menos humano. O, tal vez sí; me hace ser un humano mucho menos convencional, capaz de seguir adelante ante cualquier adversidad. Ser humanos es poder sentir tristeza y frustración. Ser el cambio es aprender a sanarlas y frenarlas.

Cuando sanamos nuestros miedos, rabias, tristezas, malestares y frustraciones, sanamos también las del mundo. Frenemos el drama y comenzamos a ser parte del cambio.

De mi libro La magia me trajo hasta aquí, la siguiente frase se ha vuelto mi motor:

 "Es porque el mundo está lleno de personas infelices que nuestra felicidad es un regalo".

Es necesario valorar nuestras vidas, nuestra felicidad, y nuestro bienestar. Necesitamos tratarlas como cualidades lujosas y preciadas porque lo son. Cuando lo hacemos, damos lo mejor de nosotros (a nosotros mismos y al mundo), inspiramos a otros a dar lo mejor de sí.

Así es como se cambia positivamente una mente, un entorno, una generación, y el mundo. ¿O es que acaso no es contagioso estar frente a una persona feliz? 

Esperar para ser feliz, esperar a que pase la tormenta, esperar a tener más dinero o esperar hasta agarrarle el gustito a la espera es lo que todo el mundo hace. Recomiendo hacer lo contrario, pues ahí está la diferencia.

Cuando te descubras bloqueando tu felicidad por el simple hecho de que hay drama en tu entorno, detente y ratifica tu compromiso. 

Pregúntate: “¿Me comprometo a multiplicar el caos, o me comprometo a ser el cambio?”

En caso de elegir ser el cambio, asegúrate de actuar como tal. Si tu compromiso es grande, puedo apoyarte a lograrlo con algunos de mis productos y servicios virtuales.

Conoce más sobre mí en randycoaching.net

Por tu magia,

Randy Coaching