MALDIVAS

MALDIVAS

Mi destino soñado.

Maldivas fue uno de mis destinos en el 2017... Fui durante mi luna de miel y la verdad es que no pudo ser mejor porque lo tenía en mi lista de deseos desde hace años.

Volamos de Chiang Mai directo a Maldivas, el vuelo fue de 6 horas y la aerolínea nos permitía una maleta de 23 kilos.

Cuando llegamos al aeropuerto se encontraban varios stands con los nombres de los resorts, en donde había una persona asignada para dar todas las indicaciones de cada hotel.

Al llegar al nuestro, salieron varios de los empleados para brindarnos una calurosa bienvenida y darnos un pequeño recorrido por las instalaciones.

En nuestro caso caminamos del lobby a la habitación. Es una caminata de un kilómetro, pero también está la opción de ir con carritos del golf que te llevan hasta la puerta, pero lo divertido de la caminata es que como las habitaciones están construidas sobre el agua se pueden ver en el camino, si corren con la misma suerte de nosotros,  tiburones, tortugas, mantarrayas, cangrejos y toda clase de animalito marino... Es fascinante.

Esos días disfrutamos de la naturaleza, sus playas y la brisa que te embriaga en ese paraíso... Pudimos leer, meditar y por su puesto tomarnos una que otra copita de vino. Entre BAR y yo estaba implantada una norma, la cual consistía en que debíamos despertarnos con la salida del sol y dar el primer chapuzón al mar.

El hotel tiene varias actividades, puedes planificar tus deportes acuáticos, pedir que te hagan una cena romántica en la playa, jugar en las canchas de tenis, ir al cine en la playa o ir a un spa con la mejor vista; El mar.

También contaban con cuatro restaurantes en los que tenías que reservar con antelación, pero en general toda la comida del hotel estuvo muy rica.

Este lugar me conectó y me llevó mucho a lo que es Los Roques... No sé pero ver así el mundo te lleva a valorar lo que hay en casa y también a ver el potencial que podríamos tener con una buena administración y cuidado de nuestros recursos naturales. 

Para quienes no saben, Los Roques es un archipiélago situado en mi país: Venezuela.

Para mi está fue una experiencia del más allá, es uno de esos lugares que con tan solo verlo no hace falta decir o hacer nada, sino admirar la belleza que hay en cada pequeño detalle que lo conforma. Cabe acotar que el cariño del personal fue increíble, siempre teníamos un detalle en la habitación o una llamada para saber si necesitábamos algo. Un servicio, que calificaría en escala del del 1 al 10 como un gran 10.

Pongan este destino en su wish list. ¡Les prometo que no se arrepentirán!

Nota: si van con pasaporte venezolano no necesitan visa sólo el certificado de fiebre amarilla.

¡¡¡Los quiero!!!

IMG_3829.JPG