JAPÓN - TOKIO

JAPÓN - TOKIO

Hola chic@s hoy quiero hablarles sobre los lugares que visité en Japón;

En el primer día en este país tan maravilloso fuimos a: El Imperial Palace, Tsukiji Fish Market y al Mori tower. Recuerdo que ese día nos levantamos a las 4 y piquito de la mañana, estábamos sufriendo con el cambio de horario pero la emoción pudo más. Desayunamos en el hotel y por supuesto que fue toda una novedad para nosotros; el desayuno era todo en porciones mínimas, hasta los vasos donde servían los jugos.. Se pueden imaginar la cara de Bernardo jajaja.

Recorrimos aproximadamente 18km caminando. Cada lugar, cada rincón era maravilloso. Al principio nos costó entender el metro pero luego con una aplicación que bajamos en el celular todo se nos hizo más sencillo.

El mercadito es increíble, sin duda vale la pena visitarlo... Ves cualquier cantidad de comida extraña y hay como unos huequitos de restaurantes, en donde se come delicioso.

El panorama desde el Roppongi Hills Mori Tower es del más allá... Para poder disfrutar de esta vista a la ciudad, deben comprar unas entradas y si estando adentro desean subir al último piso para tener la visión 360 es otro ticket... Vale la pena comprar ambos.

Día 2.

Visitámos: Ueno Park, Tokyo National Museum, Ueno Zoo y Shibuya.

Yo por andar de coqueta y para lucir bella para las fotos me llevé unos zapatos súper incómodos y literal se me rompieron los pies por todos lados... Para ese parque es fundamental llevar ropa adecuada porque se camina muchísimo.

Una de las cosas que más me gustó fue el museo porque puedes conocer mucho más sobre la cultura japonesa y sus antepasados.

Por la noche fuimos a ver el famoso cruce de Shibuyam, y se preguntarán ¿ por qué es famoso? Pues el asunto es que tiene un stop sincronizado en las cuatro direcciones, lo que provoca que cuando el tráfico se detiene, todos los peatones cruzan por el paso de cebra en forma de cruz. Es emocionante ver a tanta gente, por eso es considerado como: el cruce más abarrotado del mundo.

Día 3.

Visitamos: Meiji Shrine, Meiji Gardens y Ginza.

También caminamos mucho. El Meiji Shrine es un santuario sintoísta dedicado al emperador Meiji y a su mujer la emperatriz Shoken. El Meiji Gardens es un lugar increíble con una visita para conectarte con la naturaleza y despejar la mente de la congestión de la ciudad. Por suerte nos tocó un día soleado. Mi recomendación nuevamente: zapatos cómodos y repelente para los mosquitos. 

Luego fuimos a Ginza, que es considera una de las zonas más elitistas de Japón,  pasamos a ver sus tiendas y la dinámica comercial de la zona.

Yo quede enamorada de TOKIO.

Espero pronto poder contarles mi experiencia en Kioto.

Una vez que has viajado, la travesía nunca termina sino que es recreada una y otra vez a partir de vitrinas con recuerdos. La mente nunca puede desprenderse del viaje
— Pat Conroy